Habilidades de comunicación efectivas
La comunicación efectiva es una de esas habilidades que pueden hacer que te supere en cualquier campo, pero es especialmente importante en el diseño web donde la comunicación con un cliente, director de arte o desarrollador puede dictar el éxito de un proyecto. Es bastante comprensible que las almas creativas no sean intuitivamente habladas por naturaleza; Sin embargo, cuando se trata de presentarse y vender su trabajo, uno tiene que ser audaz y claro en su comunicación con el cliente. Debe poder hablar inteligentemente sobre sus elecciones de diseño: por qué las eligió y cómo su elección de diseño es la correcta para su negocio. Además, una gran cantidad de pequeñas disputas se pueden resolver fácilmente si eres bueno en la comunicación. Entonces, comuníquese y comuníquese bien, para poder sobrevivir y tener éxito.

Ser un diseñador web, no un diseñador gráfico

Es un concepto erróneo general que los diseñadores gráficos, debido a sus habilidades de gráficos por computadora, también pueden ser diseñadores web y viceversa. Si bien esto podría ser cierto en teoría, hay muy pocos profesionales que cierren la brecha entre los proyectos basados ​​en la impresión y los proyectos basados ​​en la web de forma regular.

La realidad es que el diseño web es un campo de diseño completamente separado, que tiene su propio estilo y experiencia. Estos son dos medios diferentes, por lo que el público objetivo y los objetivos de un sitio web son completamente diferentes de una pieza de diseño gráfico. Siempre existe la posibilidad de que un diseñador gráfico avance al nivel de un diseñador web una vez que él o ella aprende ciertas habilidades técnicas, pero es importante no asumir que un diseñador gráfico de rockstar tendrá éxito al instante al diseñar para la web. Para el éxito de su negocio web, debe comprometerse con el campo del diseño web y especializarse en él.

Ser capaz de venderse
Es un mundo pequeño, y desde la perspectiva de un diseñador web, también es una jungla. Los diseñadores web se enfrentan a tantos competidores como a los cuarenta y nueve durante la fiebre del oro … y solo los más aptos sobrevivirán. Para hacerte destacar de la competencia, debes informar a la gente sobre ti y tus habilidades. Los diseñadores suelen ser de naturaleza humilde, sin embargo, cuando se trata de éxito profesional, tendrá que abrirse paso hasta la cima y marcar su presencia. Hay varias formas en que puede hacerlo. El marketing de boca en boca, el marketing en redes sociales e incluso el marketing de tarjetas de presentación pueden funcionar bien. Sin embargo, si prefieres sentarte en tu acogedora silla y esperar a que los clientes te conozcan y te acompañen, ¡estás condenado!

Planificar antes de diseñar
Mientras que muchos diseñadores enfocan los proyectos con una actitud de “espera que suceda la inspiración”, el hecho es que solo un poco de planificación puede ayudar a que la inspiración sea mucho más rápida. Como tal, es importante planificar e investigar bien antes de entrar en el proceso de diseño web. La planificación se puede dividir en tres partes:

Investigando sobre la compañía del cliente
Preguntar al cliente qué quiere y espera de la web
Reflexionando sobre lo que están haciendo sus competidores y las tendencias relacionadas de la industria
Haga un boceto del sitio web en su mente y luego colóquelo en el papel (si es posible). Si bien la planificación es un proceso agitado y menos interesante (y muchos diseñadores se inclinan a omitirlo), la planificación previa al diseño ahorra su tiempo, dinero y recursos de la mejor manera.

Evalúe su propio trabajo y reciba comentarios
El ciclo de un proyecto de diseño web termina en la evaluación y el análisis de su trabajo diseñado. Ser capaz de aceptar e implementar comentarios de manera efectiva es un rasgo importante de los profesionales creativos. Al igual que todos los demás factores mencionados anteriormente, tener un buen ojo para señalar los errores en su propio trabajo es una cualidad que los diseñadores web orientados al éxito deberían poseer. Los diseñadores web deberían actuar como un defensor del diablo y juzgar el éxito de su sitio web en los zapatos del público objetivo. Además, tomarse un tiempo para que otras personas revisen su trabajo en busca de errores también lo hará.

Actualícese con nueva tecnología
El mundo de la tecnología informática cambia casi todos los días, y para mantener el ritmo, un diseñador web debe estar tecnológicamente sintonizado con los cambios en la industria. Corta un segmento de tu trabajo, día o semana, y dedícalo a aprender cosas nuevas en tu campo. Descubra las novedades, las tendencias y lo que se está dejando de lado. Si no desea que sus competidores le quiten su negocio al parecer que es más nuevo y más fresco que usted, preste atención a este consejo.

Una buena forma de mantenerse actualizado es ver lo que es popular en un mercado de plantillas o temas como Envato Market. Al monitorear los temas más vendidos, puede detectar tendencias en lo que los clientes están buscando y lo que otros diseñadores están brindando.

Ser organizado
Un profesional bien organizado es un campeón nacido. No importa a qué campo de profesión pertenezca, organizarse es importante para que cada persona tenga éxito. Del mismo modo, en el caso del diseño web, su trabajo puede ser realmente complicado a veces, y esto puede conducir a muchos problemas. Así que comience organizando su computadora clasificando textos, imágenes, gráficos, videos e incluso archivos de sonido en carpetas separadas y etiquételos de manera apropiada. Mantener una lista de cosas para hacer también puede ayudar a los diseñadores web a mantenerse organizados, amplificar bien su tiempo y terminar el trabajo más fácilmente de lo esperado.

No descuides el diseño web “Soft Skills”
Si dividimos los factores de éxito de un diseñador web, el diseño web de habilidades interpersonales puede ser uno de los más importantes. Como se mencionó anteriormente, el campo del diseño web se actualiza constantemente a un ritmo acelerado. Cada dos días hay una nueva técnica que se está introduciendo. Incluso si no eres el que programa estos nuevos trucos, un diseñador exitoso necesita aprender y entender cómo aplicar estas técnicas.

Además de otras habilidades básicas de diseño, es importante tener un conocimiento completo de temas como la codificación HTML más moderna, CSS de alta calidad para la mejor compatibilidad con navegadores cruzados, prácticas de optimización de motores de búsqueda básicos inteligentes, técnicas de interfaz de usuario de Javascript y construir un sitio fundamental en que puedes agregar más páginas o contenido con el paso del tiempo. Tener incluso una comprensión general de estos conjuntos de habilidades múltiples sin duda le conseguirá un buen trabajo o

Experiencia de ganancia
La experiencia cuenta, a veces incluso más que tus calificaciones o habilidades. Del mismo modo, el éxito de un diseñador web depende mucho de su experiencia en el campo. Ya sea su empleador o su cliente potencial, la gente está interesada en saber cuánta experiencia previa tiene, con qué empresas ha trabajado y en qué proyectos ha trabajado. Desde su perspectiva, tener una amplia experiencia en el campo lo ayudará a identificar rápidamente las soluciones de diseño a medida que se le presenten en las reuniones. Mi consejo si todavía estás estudiando en la escuela: no esperes a que termine la universidad para comenzar a trabajar, vale la pena el tiempo extra para comenzar a trabajar en proyectos web en este momento. Cuanta más experiencia tengas en tu haber, más rápido avanzarás en el mundo de los diseñadores web.