Adoptar la influencia de marketing.

Si no tiene el dedo en el pulso de los cambios de la plataforma social, rápidamente se quedará atrás.

Forbes puede dar testimonio de los beneficios de los influenciadores. Recientes adquisiciones de la cuenta de Instagram de Forbes al codificar la evangelista / modelo Karlie Kloss y el músico The Weeknd para respaldar las listas anuales de 30 menores de 30 y de Celebrity 100 de Forbes, respectivamente, aumentaron drásticamente los números de la cuenta. “Influenciadores como estos ponen a Forbes ante una audiencia joven interesada en negocios, tecnología y entretenimiento”, dijo Gleason. “Es una audiencia deseable para nosotros”.

Por supuesto, Forbes tiene acceso a los motores y agitadores que aparecen en su portada. Su organización necesita crear su propia red de personas influyentes. Si necesita ayuda para hacerlo, dice Gleason, llame a su agencia local de redes sociales, y rápidamente.

 

Elabora una estrategia.

“Siempre pregunta por qué estás haciendo algo en lo social”, dijo Gleason. “Se necesitan metas bien definidas, un plan y recursos para alcanzarlas”.

Si algo no encaja en el plan, deberías preguntarte si realmente vale la pena ejecutarlo. ¿Cuál es el ROI? ¿Su organización tiene cuentas sociales redundantes, embotando sus mensajes? Si es así, reevaluar.

“Un departamento que quiera lanzar una cuenta de Twitter debería justificarlo desde una perspectiva comercial”, dijo Gleason. “¿Cuál es el objetivo? ¿Cuál será el mensaje? Si los solicitantes no pueden responder esas preguntas, no vale la pena el tiempo y los recursos “.

Eso va para cualquier iniciativa social, por supuesto, no solo una nueva cuenta de Twitter.

 

Profundiza en los datos.

El equipo de Gleason elabora informes de rendimiento semanales y mensuales para cada plataforma social.

“Reaccionar a lo que te dicen los datos es una forma de construir compromiso”, dijo. El equipo de Gleason ha traducido datos a nuevos formatos de video e incluso la adquisición de un escritor colaborador de Forbes especializado en pop coreano, un género que produjo números asombrosamente buenos en Forbes Twitter.

Si no cuenta con personal diariamente analizando los datos que generan sus flujos sociales, obténgalos. No solo aumentará sus números, sino que invertirá mejor su propio tiempo en crear el contenido que más le interesa y que rinde estadísticamente.

 

Mire las plataformas como un halcón.

En diciembre, para combatir las “noticias falsas”, Facebook anunció un cambio de política. Los usuarios ya no podían modificar los titulares y las descripciones de las publicaciones a las que se vinculaban. Los métodos básicos de desarrollo de la audiencia se vuelven obsoletos en el transcurso de una mañana.

El equipo de Gleason realizó rápidos cambios técnicos en reacción a la movida de Facebook. ¿Puede su organización moverse ágilmente en el cambiante panorama social?

Tampoco son solo cambios de política. La corriente de nuevos productos que fluyen desde las plataformas también llama la atención.