Hablar con fluidez UX
Cubramos los elementos básicos que son imprescindibles cuando viene a presentar ideas al equipo de diseño:

  1. Aprenda algo de terminología de UX
    Los términos UX pueden sonar como un lenguaje diferente para los no diseñadores. Ya sea que sea un extraño en el campo o trabaje con profesionales, se recomienda aprender a hablar sobre experiencia del usuario y diseñador. Debe comprender los términos:

Investigación de UX: aquí es donde usted estudia a los usuarios de un producto, aprende cuáles son las necesidades del usuario, analiza cómo les sirve la experiencia actual del usuario y determina cómo mejorarla en función de los resultados.
Prueba A / B: aquí, toma dos (A y B) o más versiones de su sitio o aplicación, la presenta a su público objetivo y ve cuál prefieren estadísticamente.
Heat Maps: esta herramienta UX rastrea y registra el puntero del mouse del usuario y la posición de visualización cuando están en su sitio para obtener información sobre su comportamiento.
Arquitectura de la información: este es el proceso de pensamiento responsable de organizar aplicaciones, software, secciones del sitio o incluso salas y galerías reales para mejorar la forma en que se usan o se ven.
Iteración UX: requería la creación constante de prototipos, compartir versiones con los usuarios, hacer entrevistas con ellos y ajustar o reelaborar su diseño en función de lo aprendido.
Mapeo de viajes: aquí crea una maqueta visual del viaje del usuario mientras usa su sitio o producto, con la ayuda de los datos recopilados durante la investigación de UX. Esta práctica también se denomina Mapeo del viaje del cliente.
Personas: es un perfil de usuario cuidadosamente elaborado por diseñadores de UX para ayudar a comprender y relacionarse con el tipo de usuario para el que se desarrolla un producto.
Wireframes: un plano básico que muestra las secciones base y el diseño de un sitio o aplicación web.
Prototipo: en comparación con un wireframe, un prototipo estará en una etapa posterior de desarrollo y sirve como una versión de prueba de su creación utilizada para la investigación antes del lanzamiento final.
Pruebas de usabilidad: una práctica que brinda a los usuarios variaciones de un sitio o aplicación para probar, mientras que los investigadores de UX miran, estudian y toman notas mientras el usuario completa tareas con diferentes versiones de la herramienta.
Conocer estos términos puede facilitar sus conversaciones o incluso ayudar a ahorrar tiempo de antemano. Además, el equipo de diseño estará más dispuesto a hablarte de UX si hablas su idioma.

  1. Haga su investigación
    “UX sin investigación de usuarios no es UX”, dijo Don Norman, el hombre que acuñó el término “Experiencia de usuario”. Por lo general, la investigación es el primer paso lógico a tomar cuando se trabaja en proyectos de UX. El tipo de investigación que debe hacer depende únicamente del problema que esté tratando de resolver. Y cuanto mejor conozca el problema y a quién beneficiaría más su solución, más claramente podrá comunicarlo a los demás.

A los diseñadores les encantan las investigaciones bien hechas y los datos precisos, por lo que cuando intentas comunicarles tus ideas, es posible que te pidan datos que respalden tus afirmaciones. Aquí es donde la investigación previa beneficiará enormemente a la conversación.

  1. Obtenga un boceto cómodo en papel
    La mayoría de las personas son criaturas visuales. Así que la forma más rápida de comunicar ideas es esbozarlas. Probablemente esté pensando: “No sé dibujar, y dijo que este tutorial era para no diseñadores”. Bueno, para calmar sus preocupaciones, si puede escribir, dibujar una línea o una forma que parezca un rectángulo, está completamente calificado para hacer bocetos de la interfaz de usuario.

Para esbozar sus ideas, necesitará algunas cosas. En primer lugar, consiga papel o una libreta, un marcador grueso y un cronómetro. Los marcadores gruesos ayudan a enfocarse en el panorama general en lugar de esbozar todas las sombras y elementos elegantes de la interfaz de usuario que imagina. Mantenga su enfoque por completo en la descripción de su idea.

En segundo lugar, intente esbozar tantas ideas como pueda sin juzgar ninguna de ellas todavía. Por eso es tan importante tener un temporizador. Le ayuda a establecer limitaciones de tiempo, por lo que debe pensar rápido y no puede juzgar demasiado sus ideas.

Por último, preste la mayor atención a la copia que escriba. El texto es el elemento más crucial en los bocetos de diseño porque proporciona un propósito a un dibujo y lo hace mucho más comprensible.

Recuerde, cuando dibuje sus ideas en este paso, la cantidad es más importante que la calidad, así que programe un cronómetro de 30 minutos o el tiempo que tenga e intente anotar tantas ideas como sea posible. Los revisaremos más tarde.

El proceso de dibujo de cuatro pasos
Todo se vuelve más cómodo al seguir un proceso. Así que aquí tienes uno para tu sesión de dibujo para que no te dejes llevar. Tomé prestado este método de “Design Sprints” de Jake Knapp.

Comience configurando su temporizador en veinte minutos y tome notas del objetivo, las oportunidades y la inspiración que haya recopilado anteriormente durante la investigación.
Establezca otros veinte minutos para esbozar ideas aproximadas para formar sus pensamientos.
8 locos. Tome la única solución que crea que es la más sólida. Divida una página A4 en ocho rectángulos doblándola y, en esos rectángulos, dibuje ocho variantes diferentes.